Licencia Creative Commons
Archivo Arturo y Adolfo Reyes Escritores de Málaga por Mª José Reyes Sánchez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

domingo, 2 de julio de 2017

RECONOCIMIENTO DE MÁLAGA AL ESCRITOR COSTUMBRISTA ARTURO REYES (1912).

La labor y esfuerzo que mi bisabuelo estaba realizando en el mundo de la literatura, por fin iba a ser reconocida institucionalmente por el Ayuntamiento de Málaga. Tras haberse publicado en los periódicos, que el escritor vivía en la pobreza, la Corporación Municipal le premió con una subida de sueldo y además con un nuevo cargo como director de la primera biblioteca que se iba a crear en nuestra ciudad, siendo el encargado de que este proyecto se llevara a cabo. El poeta se sentía agradecido porque por fin podría trabajar en un departamento municipal relacionado con la cultura como él deseaba, pudiendo abandonar el trabajo tedioso que ocupaba en el Servicio de Contaduría.

Pero las adversidades que el destino le tenía deparado al poeta, hizo que el gran sueño se truncara, con su muerte repentina un año después (1913), por lo que nunca logró ocupar el puesto con el que siempre había anhelado.

Hoy os quiero contar una anécdota ocurrida cuando se celebró su centenario en el 2013. En un acto institucional realizado por la Red de Bibliotecas Municipales en su honor, le pedí al entonces Concejal de Cultura, Damián Caneda, que sería de justicia que al haber muerto Arturo antes de haber ocupado ese puesto de Director, le podrían poner a una hemeroteca de nueva creación, el nombre de Arturo Reyes. Su contestación fue que ya tenía una calle y un colegio con su nombre.  

Yo permanecí callada, y leyendo entre líneas, volví a sentir como Arturo, que Málaga cien años después de su muerte, seguía siendo "madrastra" para la mayoría de sus inspirados creadores y artistas.



D. Cristóbal Cuevas, en su libro de investigación, nos informa de estos felices y emocionantes acontecimientos vividos por en el escritor malagueño... 

“Sin embargo, es de justicia  reconocer que, en este caso, el Ayuntamiento se había adelantado a las protestas. En efecto, en la sesión del viernes, 6 de septiembre – un día después del homenaje y doce antes de la denuncia de Mundo Gráfico-, después de que el Secretario diera lectura a un telegrama de Galdos al Sr Madolell, en que le decía: “Suplicó encarecidamente Corporación usted preside que, como medio mejor honrar Arturo Reyes mejore su vida económica, recompensando así méritos insigne escritor presta servicios largos años en Ayuntamiento”, el Alcalde propuso al pleno someter a la Junta Municipal de Asociados la vieja iniciativa de Armasa de crear una Biblioteca Municipal, cuyo director habría de ser el poeta.

La resolución de la Junta no pudo ser más rápida: el lunes 8 de septiembre, tomó el acuerdo de conceder a Arturo la gratificación de 1.500 pts. sobre el sueldo que ya percibía, encargándosele la realización de un estudio previo para la formación de la proyectada Biblioteca, cuya dirección igualmente se le prometía. Así pues, cuando Mundo Gráfico lanzó el espectacular llamamiento del 18, hacía ya diez días que la Corporación Municipal había vuelto a mejorar las condiciones económicas de su empleado.

Ante esta prueba de buena voluntad, el temperamento de Arturo se desborda de nuevo en gratitud, enviando a D. Joaquín Madolell una expresiva carta, en la que le dice:

“Abrumado y conmovido por las tan altas pruebas de estimación y simpatía, y por las honras y mercedes que, como representantes de esta tierra en la que tanto me enorgullezco de haber nacido, se han dignado concederme, tanto ese Excmo. Ayuntamiento como su Junta de Asociados…, tengo el honor de dirigirme a V. S. y a todos los que, olvidando lo limitadísimo de mis merecimientos, me han hecho contraer esta gran deuda de gratitud, que queda escrita en mi alma con indelebles caracteres. Reciba, pues, Málaga toda, esta Málaga que ha llenado mi alma de alegría galardonándome de tan maternal manera; esta Málaga que en noche memorable en los anales de mi vida hízome sentir compensado de todas mis luchas y sinsabores, reciba, pues, repito, por conducto de los que tan digna y brillantemente la representan, el testimonio de mi más sincero y profundo agradecimiento.”

Hoy os quiero contar una anécdota ocurrida cuando se celebró su centenario en el 2013. En un acto institucional realizado por la Red de Bibliotecas Municipales en su honor, le pedí al entonces Concejal de Cultura, Damián Caneda, que sería de justicia que al haber muerto Arturo antes de haber ocupado ese puesto de Director, le podrían poner a una hemeroteca de nueva creación, el nombre de Arturo Reyes. Su contestación fue que ya tenía una calle y un colegio con su nombre.  

Yo permanecí callada, y leyendo entre líneas, volví a sentir como Arturo, que Málaga cien años después de su muerte, sigue siendo "madrastra" para la muchos de sus inspirados creadores y artistas.

Continuará…

BIBLIOGRAFÍA:

- “Arturo Reyes. Su vida y su obra. Un enfoque humano del andalucismo literario”. Cuevas García, Cristóbal. Editado por la Caja de Ahorros Provincial de Málaga. Obra Cultural. C. S. I. C. 1974.
- Archivo familiar Reyes (ART)