Licencia Creative Commons
Archivo Arturo y Adolfo Reyes Escritores de Málaga por Mª José Reyes Sánchez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

EL ESCRITOR MALAGUEÑO ARTURO REYES: FAMILIA, NACIMIENTO E INFANCIA (III)

Para seguir adentrándonos en la biografía del escritor costumbrista malagueño Arturo Reyes Aguilar seguiremos utilizando referencias tomadas del libro que el catedrático D. Cristobal Cuevas García escribió sobre su vida .

Pues bien, la historia continúa así...

"D. Manuel Reyes y Gil se casa precipitadamente el 26 de noviembre de 1861 con la que había de ser madre de Arturo, Dª Josefa Aguilar de Rivero, mujer que le causaría acerbos disgustos, y de la que habría de tener cinco hijos: Adelardo 3º,  el mayor, nacido el 16 de enero de 1862; el propio Arturo; José Vicente que vió la luz en 1864, y vivió solamente un día; Aurelio, nacido a principios de 1865; y Concha, que vino al mundo al final de ese mismo año.

En el seno de esta familia, y como segundo de cinco hermanos, nació Arturo Reyes en Málaga el 29 de septiembre de 1863 en la calle del Muelle, como se deduce de los “Apuntes curiosos” de D. Manuel: “En 1º de enero de 1858 me mudé al Muelle nº 77, donde viví siete años menos tres meses.”

Su padre contaba entonces sesenta y tres años y su madre treinta y siete. Fue bautizado en la iglesia parroquial de Ntra. Señora del Carmen, en el corazón del Perchel, barrio en el que transcurrirá su infancia.



Nota: Iglesia de Nª Sra del Carmen ( Barrio del Perchel. Málaga).

En los primeros meses de su vida, es más que probable que Arturo no recibiera ese cúmulo de ternura materna que sedimenta el equilibrio psicológico de un niño ya desde el periodo de lactancia. El matrimonio de sus padres se desintegraba sin remedio. Josefa encontraba cada vez más insoportable las reacciones incontroladas de su marido, y el fantasma de la separación había hecho ya acto de presencia.

Cuando Arturo iba a cumplir un año, pasó D. Manuel por una de las crisis más terribles de su vida, llegando a pensar en el suicidio. En los “Apuntes curiosos” quedan unas escuetas palabras alusivas a este hecho, en las que aparece ya ese sentido fatalista, que más adelante heredará su hijo: “En la tarde del 3 de agosto de 1864, suicidio frustrado; otra vez será, en idénticas circunstancias, si se ocurriesen. El hombre no puede prescindir de la fatalidad de su destino. Manuel Reyes.” (Rúbrica).

Por fin sucedió lo inevitable, Josefa seguramente a fines de 1865 o principios de año siguiente – debió de esperar a que naciera su última hija, Concha, que vió la luz el 29 de noviembre de 1865-, se separa de su marido, y marcha a Barcelona, llevándose a su hijo mayor, Adelardo, que entonces contaría unos tres o cuatro años de edad, mientras deja con D. Manuel al resto de los niños. La marcha de su esposa sume al padre de Arturo en un abismo de amargura y resentimiento.

En adelante, quiere borrar de la memoria de los que han permanecido junto a él hasta el recuerdo del nombre de la mujer desertora. En los Apuntes, se refiere siempre a sus hijos con las iniciales R. R. (Reyes Reyes), evitando la A. de “Aguilar”, apellido materno, que hasta entonces había usado. Un impenetrable telón de silencio y desprecio cubrirá para siempre la figura de Josefa, hasta el punto que ninguno de los hijos que quedan en Málaga demuestran, ni una sola vez, una chispa de cariño por la madre que ni siquiera han conocido, y que nadie les ha pintado con afecto.

Por si todo esto fuera poco, otra desgracia vendría a ensombrecer aun más la vida del abatido anciano. Uno de sus hijos naturales más queridos, Frasquito, sin tener para nada en cuenta la opinión paterna, se alista en un ejercito expedicionario para marchar a Puerto Rico, y vuelve inútil. Arturito, entretanto, estaba a punto de cumplir los cuatro años”.

Continuará…

BIBLIOGRAFÍA:

- Arturo Reyes. Su vida y su obra. Un enfoque humano del andalucismo literario”. Cuevas García, Cristóbal. Editado por la Caja de Ahorros Provincial de Málaga. Obra cultural. C. S. I. C. -1974-.
- Archivo Reyes: “Apuntes curiosos y divertidos”. Reyes y Gil, Manuel. Málaga.

1 comentario:

  1. hay que ver para lo que da tanta información buen trabajo amiga pepa

    ResponderEliminar