Licencia Creative Commons
Archivo Arturo y Adolfo Reyes Escritores de Málaga por Mª José Reyes Sánchez se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.

domingo, 11 de noviembre de 2012

EL ESCRITOR MALAGUEÑO ARTURO REYES. PRIMERA GRAN CRISIS ESPIRITUAL (2)


Arturo Reyes se encuentra en medio de una difícil encrucijada, ve la vida pasar y él aún no ha conseguido lo que tanto desea, el reconocimiento como escritor y poder “conocer el sabor de la fama” que tanto ansía. No le encuentra mucho sentido a su vida...



Nota: Detalle de la Alcazaba de Málaga (1975). Autor: Pedro Aguiló Reyes (Barcelona).

Como es característico en sus coetáneos de la Generación del 98, él derrocha pesimismo y su ánimo se encuentra tan esquilmado en esta época, que llega incluso a pensar en el suicidio a pesar de que tras de él, dejaría lo que más quiere, su mujer y sus tres hijos. 

Pero sus buenos amigos y sus compañeros de profesión, que bien lo conocen, no lo abandonarán a pesar de las circunstancias, y lo ayudarán con sus buenos consejos y su apoyo constante. La amistad sincera se convierte en un importante baluarte que le da fuerzas y serenidad para seguir adelante en los momentos difíciles que la vida le depara.

D. Cristóbal Cuevas lo describe así en su libro sobre el autor malagueño:

“La violencia de su lucha espiritual debió ser tan grande que todos comprendieron que algo muy serio le sucedía. Familiares, amigos, colegas, cuántos tenían relación con él, procuraron echarle una mano.

Ya en los comienzos de la crisis, le escribía Gonzalo de Castro:

“Muy querido amigo Arturo: … Comprendo que bajo su estoicismo hay un fondo muy grande de amargura y pena … Toda su carta de V. respira un desaliento que me ha impresionado profundamente, y bien quisiera poder animar a V. reverdeciendo las esperanzas e ilusiones, que son acicate y sostén de la vida. Lo que V. padece es una nostalgia de gloria, amigo.” (Madrid, 4. II. 95; A R T).

Pero, entre todos, destacó la fraternal ansiedad de su hermano Leopoldo, a quién dedicará el poema “Intimidades”, en el que Arturo intenta achacar cuanto le sucede a su inquieto temperamento, haciendo ver a su hermano cuán inútil es que intente apartarlo de aquel modo de vivir, puro reflejo de su personalísima idiosincrasia.

Como con certera adivinación ha escrito recientemente uno de sus nietos, Arturo Reyes Téllez

“En 1896, a los treinta y tres años, Arturo Reyes se siente confinado en su provincia y desespera de su suerte. Las canas prematuras… apremian su ambición pues parecen enfriar su inspiración y su ardor; le hacen sentir que se le va la vida y dan a todo lo que pretende un aire esquivo… Ya siente resbalar la vida, no en silencio de amor, sino de olvido. Para él, hacerse un nombre es no caer en el olvido, y también sentirse por encima de los demás, aunque sabe que esta suposición les ofendería. Este engreimiento reducía en vez de acrecentar sus posibilidades de vida.”

He intentado buscar enlaces para poder informaros sobre el escritor español Gonzalo de Castro, y la verdad es que sólo he encontrado dos referencias de él en la Red y son bastante escuetas. Es una lástima que personas que han contribuido tanto a la cultura en nuestro país, no tengan ni un pequeño espacio dedicado a ellos en la Wikipedia ...


- "Escritor español nacido en Madrid en 1858 y fallecido en Ávila en 1905. Es autor de diferentes piezas teatrales, como es el caso de "El reo Santo (1894)". (Diccionario Akal de Teatro).


- "Una de sus poesías “Dos Templos” se encuentra incluida entre las 100 mejores poesías de la lengua castellana". (gonzalodecastro.blogspot.com)

Continuará...

BIBLIOGRAFÍA:

- “Arturo Reyes. Su vida y su obra. Un enfoque humano del andalucismo literario”. Cuevas García, Cristóbal. Editado por la Caja de Ahorros Provincial de Málaga. Obra Cultural. C. S. I. C. 1974.

- Archivo familiar Reyes (ART).

ENLACE GONZALO DE CASTRO:

2 comentarios:

  1. Pepa, una vez más debo felicitarte por éste trabajo tan encomiable, tan maravilloso que estás realizando en pro de la cultura, de nuestra cultura. Te admiro por ello.
    Por cierto menos mal que no hizo lo que queria hacer....ya no porque dejaría Málaga sin un gran escritor y poeta...sino que yo no te hubiera conocido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Querida Carmen Rosa: Una de las cosas que me hacen seguir aquí son personas como tú que te animan y hacen el camino mucho más fácil apoyándote siempre. Tú eres una de las artífices de este blog y estoy segura que mi bisabuelo Arturo hubiera disfrutado mucho conociéndote. Besitos y muchas gracias por todo. Saludos y besos Pepa

    ResponderEliminar